Me quedan sólo 6 días mas desde el última día de trabajo en esta companía.

Estoy llena de varías emocíones porque estoy un poquito triste que tengo que irme de aquí, pero al mismo tiempo espero con ansias la vida nueva en Tokio.

Mi vida después de la universidad era muy llena de sorpresas. Perdí mi primer trabajo antes de hacerme un trabajador oficial. Después yo hacía muchas cosas pero me di el cuento que sería mejor buscarme un trabajo oficial. Empezó de buscarlo y en menos de 1 mes, lo encontré. No podía creer mi suerte. Tuve que trasladarme a Nagoya para trabajar, pero me di el cuento que estará muy duro vivir en una ciudad nueva, sin amigos ni la familia. Dos semanas antes, me mandó un correo la jefe de mi facultad, diciendo que me ha presentado a una companía nueva. Me dijo que ella creyó que me va muy bien el trabajo. Fui a la entrevista y voila, lo conseguí ahora.

Voy a terminar el trabajo ahora y trasladarme otra vez a Tokio. No puedo esperar la nueva vida.

Advertisements