La vida es llena de sorpresas. Sí, yo lo sabía pero no esperé que resultara como así. No buscaba un trabajo como mis otros amigos durante mi terecer año en la universidad, porque quería hacer algo que me interesa. Era muy afortunado. La companía que trabajaba había decidido alquilarme. No estaba muy cierto si yo quize estar en la companía pero no tenía otras opciones, sólo aceptarlo para quedarme en Japón.

Lamentablemente, mi companía se pasó muchos dificultades, y antes de que yo fuera empleado oficialmente, mi companía sufrió un colapso económicamente y tuve que marcharme. En otras palabras, he perdido mi trabajo antes de ser emplearme.

Que fracaso… Creo que porque la companía existe todavía, voy a conseguir mi visado para quedarme aquí pero nunca recibio dinero. Tengo que buscar otros trabajos.

Advertisements