Me encontré un latinoamericano tocando y cantando la música y los instrumentos latinos en la torre de Seúl. Me llamó la attención el momento la escuché y me sentí con la gente escuchando la música buena. Me gustó mucho la música y me sentí conmovido especialmente después que lo que occurió en Japón.

Después de su espectáculo, me acerqué a él y le hablé en español. Era muy simpático y me hablamos mucho de todas las cosas. Le pregunté sobre su cultura y me dijo que era un mestizo de Inca y sus padres hablan el quechua. Le pregunté si hay discriminaciones todavía en el país y me dijo que no. Le interesan el dinero sólo, dijo. Si tienes mucho dinero, te acercan las mujeres. Me preguntó sobre la situación en Japón también. Me divertí muchíssimo hablando con él. Espero que nos vemos pronto pero no creo que sea posible.

Me pasé poco de tiempo en Seúl esta vez pero estoy encantado conocerle.

Advertisements